La felicidad blastocística.

www.proyectosnoru.comDurante la primera semana de vida, el embrión se vale por sí mismo. En el cuerpo que era el óvulo encuentra toda la substancia que necesita para vivir mientras hace el primer viaje de su vida, progresando por la trompa uterina hasta la bóveda del útero. Hasta el décimo día de vida, no se implantará en el cuerpo materno. Durante este tiempo, el embrión experimenta la auténtica sensación de ser uno mismo. Continue reading “La felicidad blastocística.”

Entrevista a Carmen Cortés

Hemos tenido una bonita entrevista con Carmen Cortés, codirectora y profesora docente de ECOS – Escuela de Constelaciones Sistémicas, y coautora de “El Gemelo Solitario”.*

www.proyectosnoru.com
Los gemelos, por Ana Feal

Continue reading “Entrevista a Carmen Cortés”

La consciencia vegetal

Proyecto Snoru. Arbol
Imagen de Ana Feal 

 

El trofoblasto, las células periféricas del embrión cuando es blástula, crecen expansivas hacia el cuerpo de la madre; el embrión arraiga, crece hacia afuera tanto como puede y desarrolla un sistema de acceso a la nutrición que el útero materno reconoce y permite. Desarrolla entonces la placenta y las membranas que delimitan y contienen su piscina de líquido amniótico, su tierra fértil. Y la vida curiosa, dibuja un árbol en su estructura, para recordarnos lo que también somos.

 

La vida perinatal de los delfines

      Sabemos que el delfín es un mamífero, así que es fácil imaginárselo siendo amamantado. Pero ver su cordón umbilical es algo curioso y nos lo hace más cercano como especie.

22344095_138691723422775_8493072638409703424_n

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El desarrollo del delfín dentro del útero materno sugiere que en algún momento tuvo que desplazarse por algún medio sólido, ya que a los 24 días de gestación desarrolla unas pequeñas extremidades que tras dos semanas desaparecen. Puede ser por tanto que el delfín tenga un pasado terrestre.

A las 11 semanas, los huesos de sus aletas recuerdan a los de una mano humana.

Los delfines se encuentran entre las especies más inteligentes y los biólogos marinos los han observado siempre con sumo interés.

Es curioso cómo toda la manada se reúne en el momento del parto para asistir a la madre. Se sabe incluso que la hembra se aparea con varios machos para ser fecundada, de ese modo se asegura la protección por parte de todos ellos.

Una vez expulsado el pequeño delfín (primero la cola y por último la cabeza), el cordón umbilical se rompe y la madre lo impulsa a la superficie para tomar su primer aliento, luego nada hacia ella atraído por el olor de la leche, que será su alimento durante alrededor de un año.

¿Snoru es un delfín? Puede ser…